El año pasado, el termino “Employer Branding” fue buscado 400.000 veces en Google y actualmente es tendencia. Pero….

 

¿Cuál es el origen del Employer Branding? ¿Quién fue el primero en utilizar éste termino?

 

Aunque parezca que el Employer Branding acaba de nacer, su origen remonta a los años ’95.

Su “creador” es el señor Simon Barrow y junto a Tim Ambler definieron públicamente este concepto en el “Journal of Brand Management”.

El Employer Brand se entendía como “el paquete de beneficios funcionales, económicos y psicológicos que se ofrecen a los empleados y que identifica la empresa“. 

Para entender mejor como nació el EB es necesario saber que Simon Barrow era un Product Manager y que la esencia del “brand management” constituyó la base de su idea.

¿Cuáles son los fundamentos del Brand Management según Simon Barrow?

 

 

Son 6 los elementos del Brand Management según Simon Barrow.

Los mismos constituyeron y, para mí, siguen siendo la base del desarrollo del concepto del EB.

 

¿El Brand Management y el Employer Branding son lo mismo?

 

Me gusta la respuesta que dio Simon Barrow. Durante una entrevista le preguntaron si era lo mismo trabajar como Product Management y como Employer Brand Manager:

“El Consumer Brand es casi siempre la elección de un determinado lifestyle. El Employer Brand es la vida en sí, es el futuro, es autoestima y es lo que nos rodea.  Los clientes externos saben un poco sobre nuestra marca mientras los clientes internos saben todo acerca de su employee experience, así que no podrás engañarlos. Ellos están circundado de la realidad”.

Si bien las técnicas utilizadas para llevar a cabo una estrategia de EB son propias del branding los objetivos, los actores y el “buyer persona” son diferentes. Así que no podemos compararlos pero no tenemos que olvidar los puntos de contacto, o mejor, de partida.

 

¿Cuál es el papel del departamento de RRHH?

 

El departamento de RRHH será el protagonista en el descubrimiento y transformación de la marca empleadora, siempre y cuando acepte lo que esto implica.

Visto que el EB no se limita a mejorar la comunicación externa para atraer y fidelizar el talento, los actores tendrán que tener capacidad analítica, creativa y comercial.

Tendrán que demostrar coraje para decir lo que está mal y empujar el cambio. Empezar a utilizar KPI’s para realizar un seguimiento de cada acción. Calcular el ROI de las propuestas que se presentan para involucrar el CEO y convertirlo en un aliado.

Todavía hay mucho recorrido por hacer pero estoy segura que, en un futuro no muy lejano, el Employer Branding será considerado un concepto no solo “cool” sino tambien esencial en toda España.

 

¿Qué es mi para mí el EB?

Os dejo una diapositiva que resume que es para mi el EB y os contaré más detalles en mi próximo artículo.

 

Employer Branding

 

 

Un abrazo,